Es una sustancia acrílica o sintética que se utiliza para la recuperación de las barbacoas cuando termina su temporada de uso. Es posible aplicarla tanto a una de metal como a una de hormigón.

En el modelo de hierro hay que utilizar una pintura sintética anticalórica, que es un esmalte compuesto de resinas que resisten altas temperaturas de entre 350 y 600 ºC. Si es de hormigón, se utiliza un revestimiento acrílico, impermeable y transpirable.

Pintura para barbacoa