Pintura habitualmente al disolvente o aguarrás, con propiedades antióxidoresistencia a los rayos UV y a las temperaturas del exterior. Se aplica directamente sobre el hierro, sin necesidad de una capa de imprimación.

Se usa para pintar sobre el hierro y protegerlo, ya que tiende a oxidarse si no se aplica un tratamiento para evitarlo. Se encuentra en acabados como el forja, forja-liso, martelé o lisa, así como en diferentes colores.

Pintura para hierro