Es un producto con base de agua o acrílica que se adhiere sobre cualquier superficie, como pared, metal, madera, barro, cuero o porcelana. Ofrece una amplia gama de colores y sirve para decorar muebles o estancias con cenefas o dibujos.

Dispone de una esponja de aplicación para facilitar su uso, aunque también puede extenderse con pincel. Es de secado rápido, así es posible superponer con rapidez colores para utilizar varios o hacer degradados.

Pintura para plantillas