Se trata de un esmalte apto para la protección, decoración y renovación de todo tipo de pavimentos, ya sea interior o exterior. La puedes encontrar de diferentes clases y características, ya que puede ser acrílica, con disolución y limpieza al agua, sintética, con disolución y limpieza al disolvente o al aguarrás, o de resinas bicomponentes. Dependiendo del uso que se vaya a dar y del material, debes elegir una u otra.

Se puede aplicar sobre cemento, hormigón nuevo, hormigón viejo, cerámica pintada, madera pintada y barnizada, madera encerada y metales, tanto sin pintar como pintados. Todos estos materiales tienen que ser porosos o trabajarlos para que sean porosos antes de su aplicación. Se utiliza con rodillo de suelos o con paletina, dependiendo de la longitud del suelo.

Pintura para suelos