Es un producto decorativo al agua con la que puedes pintar cualquier tela, incluso telas sintéticas. Tiene el punto justo de viscosidad y extensibilidad y está formulada con películas blandas y muy flexibles que le darán un aspecto muy natural a tus tejidos, evitando la rigidez una vez seco. Los colores son mezclables entre sí y son perfectos para realizar la técnica de estampación.

Puedes pintar incluso telas muy oscuras, pero antes se recomienda aplicar un color blanco. Lo puedes aplicar con pincel, brocha, rodillo, pistola o aerógrafo. Los colores fluorescentes son luminiscentes con luz negra o violeta. Una vez fijado bien, plancha por el reverso del tejido durante 5 minutos sin vapor. El color aguanta lavados de hasta 40º C.

Pintura para tela