Es una herramienta eléctrica con forma de lápiz en cuyo interior tiene un sistema electrónico encargado de calentar la punta, que es de metal. El mango está recubierto de plástico para proteger el sistema interno y facilitar el agarre.

Su función es marcar o quemar la superficie sobre la que se quiere trabajar con calor. Sirve para trabajar sobre diferentes materiales, como madera, cuero, metales y plásticos. Cuenta con varias puntas en función del tipo de tarea.

Pirograbador