Es una piscina instalada en la superficie sin necesidad de realizar obra. Es cuadrada, rectangular, redonda u ovalada. En cuanto a su montaje, es hinchable, tubular y de madera o acero.

Las dos primeras están formadas por una lona de PVC y pueden moverse cuando no están llenas de agua. La hinchable se infla mientras que la tubular se sujeta entre una estructura de palos de plástico. La de madera o acero es fija y es la más resistente. Su exterior se recubre de materiales como celosía o piedra para dar un acabado estético.

Piscina desmontable