Es un accesorio para compresor de aire. Consiste en una pequeña pistola, de metal o de plástico, con una boquilla reforzada y un depósito.

Sirve para limpiar proyectando un abrasivo. El más común es la arena de sílice, que se introduce en el depósito y se expulsa a presión sobre la superficie que desea tratarse. Se emplea para eliminar la suciedad de paredes, metales y objetos porosos o dañados por el óxido que solo pueden ser lavados con este método.

Pistola de arena