Es una herramienta de plástico que cuenta con un mango, un gatillo y una boquilla a la que se adapta un spray a presión. Es ligera, ya que pesa 20 g., y puede reutilizarse.

Permite adaptar los sprays o aerosoles para simular la aplicación de pintura con una pistola de turbina. Se usa para dosificar mejor la pintura, con una línea de visión más clara y sin necesidad de mancharse los dedos. Es apta para amplias superficies, con menor desgaste y cansancio.

Pistola de spray