Plancha ondulada compuesta por láminas multicapas con un tratamiento bituminoso. Se caracteriza por su flexibilidad, de modo que absorbe sin roturas los movimientos de dilatación y contracción. Su ligereza evita sobrecargas, por lo que se utiliza en rehabilitaciones de tejados. Mide 2 metros de largo por entre 0,97 y 1,05 metros de ancho.

Sus ondas permiten que el tejado quede ventilado, por lo que se evita la aparición de humedades por condensación. Se coloca clavada sobre tablero de madera, rastrel o pontón. Hay que poner tres filas de tres clavos en el solape inferior, el superior y en el centro, y siempre en la cresta de la onda. Una vez instaladas, encima se coloca con mortero o espuma la teja tradicional.

Placa bajo teja