Es un material utilizado para la construcción y la albañilería que está compuesto de yeso cubierto por una fina lámina de cartón. Se facilita en tableros de diferentes medidas y, a la hora de su manipulación, es un producto ligero y flexible y puede cortarse con un cúter.

Sirve para construir o forrar tabiques de interiores, así como para fabricar estanterías, muebles o formas decorativas. Se puede utilizar para el aislamiento térmico o acústico, es resistente al fuego y absorbe la humedad.

Placa de cartón yeso