Superficie de cocción que calienta directamente el recipiente que se coloque encima mediante un campo electromagnético. Se fabrica en diferentes colores, como blanco, negro o gris, y tamaños, desde 2 hasta 6 zonas. Dispone de diferentes funciones, como booster o extra de potencia, temporizador o bloqueo para niños, además de zonas de cocción individuales o flexibles. Puede ser mixta de inducción/gas o vitrocerámica/inducción.

Cocina más rápido que la vitrocerámica, lo que conlleva un ahorro energético. Detecta el recipiente, por lo que si se retira, la plaga se apaga de forma automática. Evita que queden restos quemados porque no calienta aquello que está entre la placa y el recipiente. Para su funcionamiento, es necesario que la base de la batería de cocina tenga un compuesto ferromagnético. Los enseres de aluminio, barro, cerámica, cristal o cobre no son aptos.

Placa de inducción