Placa que sirve para crear un sistema sifónico que evita los malos olores en las evacuaciones donde se emplean arquetas de polipropileno. Hay de distinto tamaño, según sean las dimensiones de la arqueta.

Las arquetas de los sistemas de evacuación pueden quedar selladas o enterradas, lo que evitan los malos olores, pero también se refuerza el sifón mediante esta placa. En las paredes interiores de las arquetas existen unas ranuras en las que se inserta la placa de su tamaño. La placa tiene forma de 1 y se suele colocar de manera invertida. El agua que entra en la arqueta queda retenida, se mantiene siempre en el mismo nivel y se vierte hacia el tubo de salida después de superar el nivel superior de la placa, impidiendo que se propaguen los malos olores.

Placa sifónica