Es un accesorio textil similar a una manta. Lo puedes utilizar para viajes, para cubrirte en el sillón o sofá o como complemento decorativo a los pies de la cama.

Está fabricada en algodón, lana o seda y puede tener diferentes diseños, lisos, con estampados, cuadros escoceses, entre otros. 

Al tacto es suave por ambos lados, tiene un tamaño más pequeño que las que se usan en la cama tradicional. Pueden lavarse en la lavadora.

Plaid