Son plantas de huerto que se utilizan como alimento y se denominan hortalizas. Las hay de raíz, como la zanahoria o el rabanito; de hoja como las lechugas; de flor como la alcachofa o la coliflor, y las más conocidas son las de fruto: berenjena, melón, pimiento o tomate. 

Se usan para formar plantaciones de huerto, ya sea directamente en el suelo si se dispone de terreno, o para crear un huerto urbano en una mesa de huerto o en un contenedor de las dimensiones adecuadas al tamaño de la planta. Respecto a los cuidados, necesitan recibir un mínimo de 5-6 horas de sol, riegos abundantes y abonados orgánicos aptos para la agricultura ecológica.

Plantas hortícolas