Es un elemento de un andamio tradicional fabricado en metal. A lo largo de toda su superficie tiene orificios para que no se acumule la humedad y sea menos deslizante. Existen modelos de 2 o de 3 metros. Elegir una medida u otra conlleva instalar una cruceta y una alargadera adecuadas. También puede ser extensible.

Su función es servir de soporte para que una persona se suba a trabajar. Se coloca en posición horizontal de modo que sus extremos encajen en cada uno de los dos marcos de andamio de los que consta la estructura. Se fija a ellos por la forma de gancho que tiene en los extremos.

Plataforma de andamio