Es un complemento de metal de forma circular compuesto de una chapa plana, la cual dispone por la cara interior de un pincho y un tornillo pasante para fijarlo en el otro extremo, y un pomo redondo.

Se coloca en la parte central de las puertas de entrada, a la altura de la mano, para tirar de él y abrir o cerrar el portón.

Se instala con el tornillo, atravesando la puerta y fijándolo con su tuerca. El pincho que trae en su cara interior es para que se clave una vez que se apriete la tuerca y así evite que pueda desmontarse desde el exterior.

Pomo de entrada