Es un recipiente fabricado en materiales ligeros como plástico o PVC, así como en aluminio, en ratán natural o en cerámica, que es menos resistente. En función del modelo, dispone de tapa y se sujeta en la pared o es de sobremesa.

Es un accesorio para el baño que se usa a modo de contenedor para los cepillos dentales, la pasta de dientes y otros elementos de higiene bucal. También tiene función decorativa.

Portacepillos