Es un marco que se fabrica en diferentes medidas, acabados y materiales, como madera, hierro o aluminio. En la parte delantera tiene una superficie transparente y protectora. Existe en formato cuadrado, rectangular, redondo, ovalado o con varios compartimentos. Puede colgarse o posarse en una superficie gracias a la pata de la parte trasera.

Permite colocar en su interior instantáneas, cuadros o láminas. Se usa para decorar las estancias, como habitaciones, comedores, recibidores o despachos. Además, protege la fotografía y evita que se dañe con el paso del tiempo.

Portafotos