Es un elemento alargado y fabricado en metal, que puede ser fijo o extraíble, en cuyo caso dobla su longitud. Presenta diferentes medidas, así como un sistema de fijación lateral o superior. Ofrece tonos grises o cromados.

Se utiliza para colgar las perchas de forma ordenada en el armario ropero, además de facilitar el acceso a las prendas almacenadas. Para el montaje, se atornilla con tirafondos en la parte lateral o superior del armario o mueble.

Portaperchas