También llamado premarco. Es una estructura de tres piezas armadas, dos montantes laterales y un travesaño superior, por lo general de madera tosca, que se fija directamente al muro para la posterior colocación de puertas y también ventanas. Los hay prefabricados o se pueden realizar a medida, según el tamaño de puertas o ventanas. También los hay de varios grosores.

Se coloca directamente al muro o al tabique mediante garras metálicas o grandes clavos en aspa fijados a su vez con esparto y escayola al tabique o al muro. Lo habitual y recomendable es que el precerco se ponga al mismo tiempo que se va levantando el muro o tabique, quedando integrado desde el inicio de la obra.

Durante su instalación no conviene quitar los listones de arriostramiento que mantienen la escuadra y la anchura de los montantes y travesaños del precerco para evitar su deformación. En cualquier caso, el premarco forma un hueco de 1 cm más ancho siempre que el hueco total de puertas o ventanas, lo que facilita luego la colocación de estas.

Es norma básica que el precerco se coloque aplomado y escuadrado. Si hay precerco, la sustitución de las ventanas o puertas es siempre más sencillo. Hay precercos preparados para utilizar con diferentes anchuras de puerta.

Precerco