Es la acción de ejercer fuerza física sobre un objeto con la palma de la mano o los dedos. En función de la presión necesaria, se utiliza una mano, dos o el peso del cuerpo sobre ellas. Un sargento o tornillo de apriete sirve para potenciar la fuerza y que esa presión permanezca por un espacio largo de tiempo.

Se realiza para finalizar acciones como pegar, pulsar, teclear o encajar. Al presionar, se elimina el aire que hay debajo del objeto sobre el que se aplica la fuerza. De este modo, se consigue ejecutar y terminar el pegado, el encaje, el encendido o la inserción.

Presionar