Acción de introducir unas directrices determinadas en un equipo electrónico para que funcione de la manera deseada. Dependiendo del aparato, dichas directrices podrán ser generadas mediante una botonera o teclado incorporado en el propio dispositivo, a través de una consola de programación o conectándolo a un ordenador.

En el entorno doméstico son habituales los programadores para el control del riego, de luces y aparatos eléctricos como radiadores o termos; su programación suele ser sencilla y no requiere de conocimientos técnicos. En el ámbito industrial, sin embargo, los programadores son mucho más potentes y complejos, necesitando una formación avanzada para poder modificar su configuración.

Programar