Es un cable coaxial compuesto por un conductor de cobre cubierto por una capa aislante de PVC, una o varias capas de aluminio y una cobertura fina exterior de PVC. Está dotado de un conector en cada extremo, uno de tipo hembra y otro macho. Presenta distintas longitudes.

Su función es conducir la señal de televisión desde la toma en la pared a un televisor o receptor. Para conectarlo, hay que tener en cuenta la forma de los conectores, ya que el de tipo hembra tiene un cilindro hueco en el centro, mientras que el macho dispone de un conector cilíndrico macizo.

Prolongador de cable de TV