Es un accesorio de plástico circular con unos clip de plástico para sujetarlo. Se inserta a presión en los mandos de electrodomésticos, de modo que gira sobre ellos e imposibilita su accionamiento.

Sirve para proteger los controles circulares de la manipulación de los niños. Se utiliza en aparatos como hornos o cocinas. Tras cubrir las ruedas y los botones, pueden extraerse con comodidad.

Protector de cocina