Superficie fabricada en gomaespuma ignífuga con tiras adhesivas, gracias a las que puede manipularse en diferentes alturas y posiciones. Su forma curva y sus aperturas a lo largo de la parte superior permiten la instalación en cualquier columna o esquina del aparcamiento.

Su función es evitar roces y golpes en la carrocería de un vehículo al realizar maniobras en el garaje. El color amarillo dibujado a tiras señaliza el lugar donde se ha colocado para evitar una posible colisión.

Protector de columnas