Es una placa de vidrio templado o acero, aislante del calor y resistente a la presión. Se fabrica con forma ovalada o cuadrada y presenta los bordes pulidos para evitar cortes.

Se coloca bajo la chimenea o la estufa para proteger el suelo de las brasas o chispas que puedan saltar. De este modo, se evitan desperfectos y quemaduras.

Protector de suelo para chimenea