Es un producto compuesto de cargas minerales a base de áridos que, junto al añadido de una resina acrílica, mejora el anclaje en la superficie de  todo tipo de morteros. Tiene una gran adherencia en superficies llanas, como el hormigón liso y la cerámica, por lo cual se asegura una buena adherencia para las capas de mortero que se apliquen.

Es fácil de aplicar y solo precisa agua para su uso. Tiene una gran dureza y resistencia, es transpirable y no inflamable y es aplicable tanto en exterior como en interior.

Puente de unión para hormigón