Es un acceso que dispone una chimenea, una estufa o un horno de leña. Cuenta con una puerta acristalada que permite visualizar su interior y dispone de diferentes aperturas según las necesidades y uso: oscilante, batiente a derecha o batiente a izquierda.

Sirve para sellar el interior y evitar que el fuego o las chispas salgan al exterior. Para ello, se introducen en su interior diferentes elementos, como puede ser leña, una parrilla, carbón o alimentos para cocinar. 

Puerta para hogar