Se trata de un producto de limpieza cuya función consiste en limpiar y abrillantar. Su composición contiene siliconas que repelen el agua, la suciedad y el polvo. Al estar compuesto por siliconas, estas hidrofugan las superficies pintadas, lacadas o barnizadas, aumentando, de esta forma, la resistencia al rayado. Se presenta en formato líquido, por lo que se aconseja agitar, previamente el envase y proceder a su aplicación mediante un paño de algodón con pequeños movimientos circulares hasta que se seque.

A continuación, frota con otro paño seco hasta obtener brillo. En el caso de cristales, hay que rebajar el producto con agua a partes iguales.Tiene varias utilizaciones, para renovación de superficies por el tiempo de exposición a fenómenos medioambientales. También se usa para limpieza, pulido y abrillantamiento de áreas expuestas a un continuo desgaste. Se puede aplicar en una amplia variedad de zonas como, superficies esmaltadas, cromadas, plástico o cristales. También es válida su aplicación en automóviles, motos, embarcaciones, muebles o electrodomésticos.

Pulimento líquido