Es un aparato para medir el nivel de oxígeno en sangre y el pulso. Suele ser de PVC y plástico y consta de un sensor que debes colocar en tu dedo para realizar las mediciones. El sensor emite intervalos de luces rojas e infrarrojas las cuales atraviesan la piel translúcida del dedo y gracias a las longitudes de onda que se registran, este aparato te devuelve un registro de saturación en sangre y el pulso.

El pulsioxímetro inalámbrico te permite conectarse a tu smartphone a través de Bluetooth, guardando un historial de las mediciones registradas e incluso compartir dichos registros.

Pulsioxímetro inalámbrico