Consiste en eliminar cualquier elemento sobrante e innecesario en un sistema bajo presión, como un radiador o compresor.

Ayuda a mejorar el rendimiento del sistema de calefacción ya que, al sacar el aire, se evita que se interrumpa la circulación del agua. Con ello se consigue una calefacción mas eficiente. En un compresor, elimina los líquidos que puedan oxidar el sistema.

Purgar