Recipiente fabricado en acero inoxidable y compuesto por una canasta superior enrejada y una cesta en la parte inferior que recoge cenizas en su interior. Se utiliza para quemar pellets en estufas convencionales donde el combustible principal es la leña.

Para su utilización, hay que depositar el pellet sobre la canasta y encender la llama. Gracias a la ventilación que proporciona la rejilla, no es necesario utilizar pastillas de encendido. Su tamaño reducido facilita su transporte.

Quemador