Es un líquido compuesto por agentes blanqueantes y tensioactivos aniónicos, que son los que limpian y purifican. Es un producto listo para el uso, no necesita dilución.

Se utiliza en la limpieza del mármol y la piedra natural. Elimina manchas decoloradas y de sustancias como cola, café o vino. Para aplicarse, se pulveriza sobre la superficie, se deja actuar durante 30 minutos y se aclara con agua. Si la mancha persiste, vuelve a repetirse el proceso.

Quitamanchas para mármol