Producto líquido o en espuma que se utiliza para eliminar las manchas de agua, de alcohol, los restos de cera y de silicona. También puede recuperar el color natural de las superficies decoloradas o desgastadas y camufla los arañazos.

En caso de suciedad superficial, se vierte el producto sobre una mecha de algodón y se frota con cuidado la superficie mediante pequeños movimientos circulares. Se deja actuar durante unos minutos y se limpian los restos. Para madera blanqueada por el sol, se vierte el producto sobre una lana de acero y se deja actuar para que penetre. Se rehace la operación si es necesario pasadas 24 horas y se aplica aceite renovador para aumentar la resistencia del barniz.

Quitamanchas para muebles