Es un punto de luz que se utiliza en las habitaciones de niños o de personas mayores. Se trata de un enchufe que tiene un dispositivo LED de 1W o 1.5W. No tiene cables, va recubierto con un embellecedor y presenta motivos infantiles.

Su función es dar luz de compañía, muy tenue, que permite hacer perder el miedo a la oscuridad. Además, sirve para tener la iluminación necesaria por la noche evitando encender la lámpara principal de la habitación.

Quitamiedos