Es una unión para cable coaxial de televisión. Está compuesto por unas piezas de metal interiores que permiten el contacto del conductor de cobre para enlazar dos cables de antena. En su exterior está cubierto por dos piezas que se unen mediante rosca para garantizar que los dos cables no se separen en el futuro.

Se utiliza para empalmar dos cables de antena y así aumentar la longitud. Permite no modificar una instalación existente y añadir un nuevo tramo de cable.

Racor de TV