Es un aparato eléctrico que sirve para calentar el baño o aseo a la vez que seca las toallas. Los puedes encontrar de dos tipos, eléctricos y de agua. Los que funcionan con agua funcionan como un radiador normal conectado a una caldera que se ponen en marcha a la vez que el resto de la casa. Si tienen termostato propio puedes ajustar la temperatura o tiempo de funcionamiento. No tiene restricciones de distancia con la ducha o bañera.

Los eléctricos tienen en su interior un gel o aceite que es calentado por unas resistencias que están conectadas a un enchufe. Tienen la misma función que los de agua pero no necesitan tener una instalación previa de calefacción por caldera. Se pueden atornillar a la pared y conectar a un enchufe normal, pero deben estar separados de la ducha o bañera unos 50 cm por seguridad.

Radiador toallero