Utensilio metálico con forma de pala. En función del modelo, dispone de un mango de madera como protección contra el calor.

Sirve para la extracción de restos de hogueras y pequeños trozos de leña en estufas o chimeneas. Se utiliza de forma directa o con ayuda de una escobilla. Para su almacenaje, puede colocarse en un cuelgaútiles cerca de la chimenea, junto con el resto de herramientas del aparato de calefacción.

Recogedor de ceniza