Es un accesorio para taladro consistente en un pequeño recipiente circular fabricado en goma o plástico, en cuyo centro tiene un hueco por el que se introduce la broca. Ese agujero lleva una pequeña junta de goma que se ajusta a diferentes diámetros.

Se introduce la broca a través de la junta de goma, de modo que quede la apertura del útil hacia afuera. Al taladrar, se apoya contra la superficie que desea perforarse. Así se crea una superficie estanca y el polvo cae dentro del depósito y no al exterior.

Recogepolvo