Es la acción de recoger los frutos de los cultivos como los cereales de las plantaciones, las aceitunas que dan los olivos, las hortalizas cuando alcanzan el tamaño y punto de maduración adecuado o las frutas de los árboles frutales.

Es una actividad propia de la agricultura y requiere maquinaria específica. Para la jardinería doméstica se usan tijeras para cortar el tallo de las hortalizas y de las frutas. Cuando los árboles frutales alcanzan mucha altura, se usa un recogefrutas con pértiga extensible para facilitar la recogida desde el suelo. También hay herramientas específicas para frutos pequeños como nueces.

Recolectar