Es una malla flexible de PVC de color claro. Se fabrica en diferentes tamaños para que pueda adaptarse al tamaño de las alfombras, aunque puede recortarse si es más grande. Se coloca debajo de ellas sin necesidad de pegarla al suelo.

Se utiliza para evitar que las alfombras se deslicen o se muevan, evitando resbalones de las personas que las pisen. También protege el parqué y la tarima al impedir que se raye con la base de algunas alfombras.

Red antideslizante para alfombras