Es la acción de rociar agua sobre la tierra o sobre las plantas para que puedan alimentarse. Para las macetas se emplea una regadera o una manguera conectada a un grifo. Para el jardín sirven los aspersores de superficie.

El huerto o los arriates se riegan instalando un sistema automatizado por goteo que dosifica el agua directamente en cada planta. Ello supone un ahorro de tiempo y un mejor uso de los recursos hídricos. Para el césped es apropiado un circuito de riego enterrado. Los difusores o las turbinas se elevan sobre la superficie al recibir la presión del agua y la reparten en finas gotas por el terreno.

Regar