Es un elemento metálico que se coloca sobre las canaletas de evacuación de aguas para darles una terminación correcta. Al instalar la rejilla en la canaleta, se evita que los residuos arrastrados por el agua entren en ella y terminen dentro del sistema de tubos para evacuar las aguas, situación que podría dar lugar a un atasco.

La rejilla de fundición es mucho más dura y resistente que la galvanizada, y cumple una homologación superior. Con ello se permite su instalación también en zonas con tránsito de vehículos.

Rejilla de fundición