Es una pieza metálica inoxidable, cuya forma es redonda y tiene varios orificios en su interior. Se coloca en el desagüe del lavabo.

Su función es filtrar los restos de residuos de mayor tamaño que quedan posados en su superficie. De este modo, se evita un atranque en las tuberías.

Rejilla de lavabo