Es la acción de colocar remaches con el fin de unir dos o más superficies. Esas piezas son un tipo de clavos que, cuando se les aplasta la cabeza, dan una mayor firmeza al empalme realizado con ellos.

Se colocan de manera mecánica mediante máquinas neumáticas y eléctricas o de forma manual. Se perfora un hueco guía por el que pasa el remache para, después, aplastar la cabeza con la máquina y cortar el sobrante.

Remachar