Es un producto de limpieza y restauración utilizado para el mantenimiento de muebles. Se presenta en formato líquido. En su composición se encuentran elementos químicos por lo que es recomendable evitar el contacto con los ojos, piel, mucosas y vías respiratorias. Se aconseja la utilización de guantes, gafas y mascarilla de protección. Es recomendable hacer una prueba previa. Contiene vapores inflamables por lo que se aconseja su utilización en lugares ventilados. Se puede encontrar en varias tonalidades según el color de madera. Para su aplicación debes usar muñequilla de algodón, para ello se va impregnando de producto y, con cuidado, se frota con pequeños movimientos circulares. Por último, deja secar y limpia con un paño de algodón seco.

Se puede utilizar para desengrasar y eliminar las manchas de agua, alcohol, suciedad y restos de nicotina. También es capaz de difuminar los arañazos superficiales recuperando el brillo de los muebles encerados y barnizados y repara los muebles nuevos o antiguos con acabado barnizado.

Renovador de muebles