Es un producto líquido compuesto por tensioactivos aniónicos. Se aplica sobre piedra caliza natural o artificial y sirve para mantener su aspecto mate original.

Posee un olor agradable y tiene la propiedad de alargar la protección proporcionada por el impermeabilizante para piedra. Para emplearlo, la superficie debe estar libre de polvo, se diluyen 10 cl de producto en 5 litros de agua templada, se aplica con una fregona y en caso de suciedad incrustada se limpia antes con un cepillo de cerdas duras. Debe dejarse secar diez minutos y no necesita aclarado posterior.

Renovador de suelo de piedra