Es un producto compuesto por una resina aceleradora y una masilla que, cuando se mezcla, se endurece y acelera los efectos. Tiene la función de restaurar, arreglar o mejorar una pieza de madera con el fin de que tenga un funcionamiento óptimo o un aspecto más nuevo.

Sirve para interior o exterior y es apropiado para reparaciones importantes. Para usarlo, la superficie debe estar limpia y seca. En un recipiente se mezcla el polvo con la resina y con una espátula se rellenan los agujeros o las imperfecciones de la madera. Su tiempo de secado es de 10 minutos y después se lija o se cepilla hasta conseguir el acabado deseado. Admite cera, pintura y barniz.

Reparador de madera