Es un instrumento ahuyentador electrónico con forma de piqueta, para poder clavarlo en la tierra. Funciona con pilas o con energía solar, ya que porta una pequeña placa en la superficie.

Cuando se activa, emite vibraciones cada pocos segundos, de forma que los topos se sienten incómodos y buscan otro sitio para anidar. Es ecológico, ya que no emite sustancias químicas, no perjudica a las plantas ni a los animales domésticos y resiste muy bien las inclemencias meteorológicas.

Repelente para topos